EtiquetaFacebook

Ránking de Medios Chilenos en Facebook – Octubre 2014

Entre sus herramientas, Facebook tiene una funcionalidad casi oculta llamada monitoreo de páginas. Con ella puedes observar el desempeño de tu competencia desde un punto de vista que va más allá de la cantidad de fans, sino del crecimiento, un índice que puede llegar a ser tan importante como el anterior.

Aquí comparto con ustedes mi pequeña lista de medio, con algunas observaciones:

1. Es notable cómo el crecimiento de las páginas de Facebook de los canales de TV está estrechamente vinculado al éxito de sus transmisiones. Hace un par de meses, en el apogeo de su programación, Canal 13 crecía a un ritmo de 10 mil fans diarios, más del doble de lo que obtiene hoy. Por el contrario MEGA, que palidecía en crecimiento, ha aprovecha el auge de sus contenidos para impulsar su presencia en Facebook al triple de lo que tenían comparado con el mismo periodo.

¿Depende entonces tu crecimiento exclusivamente de lo que haga tu medio-padre? Creo que no, pero vaya que lo condiciona.

2. El Ciudadano tiene un crecimiento desmedido en comparación al resto de los medios. Esto puede deberse en parte al… ¿cómo decirlo? Su “curiosa” línea editorial que lo acerca cada día más al Semanario de lo Insólito, y al hecho de que fuercen agresivamente el reclutamiento de nuevos fans haciendo que den “Me Gusta” cuando visitan su página, algo que -por cierto- Facebook penaliza.

Cabe destacar que hasta hace un mes atrás, 24 Horas crecía a un ritmo similar a El Ciudadano, pero de sopetón cayeron al nivel actual. Me encantaría saber qué fue lo que hicieron o dejaron de hacer…

3. Llama la atención el dispar desempeño de algunos medios en redes sociales. Mientras Tele 13 es el segundo medio chileno con mayor seguidores en Twitter, su actuación en Facebook es paupérrima.

Ranking Medios Chilenos en Facebook

Ranking Medios Chilenos en Facebook

Twitter, Facebook y Google: los nuevos dioses de los Medios

La vida podía ser muy dura en la antigua Grecia, donde tus dichas o miserias dependían de cuan congraciado estuvieras con los dioses. Poco ayudaba el que -contrario a la divinidad cristiana- a estos no siempre les importara tus méritos. Casarte con una mujer hermosa o ser popular entre los hombres podía gatillar la ira de alguna deidad olímpica, quien se encargaría de hacer del resto de tu existencia una sadística calamidad.

Así las cosas, cuesta entender que 3.000 años más tarde, los dioses nos sigan teniendo agarrados de los cocos… aunque esa vez lleven otros nombres: Facebook, Twitter y Google.

Permítanme contarles una pequeña historia para ejemplificarlo.

Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: